Reencuentro Inesperado

¡Hola! ¿Qué tal? No sabes cuanto gusto me da volver a verte. Aunque fíjate que no me lo esperaba. Hacía muchos años que dejamos de hablar, después de que me dijiste que ya no te insistiera, que ya no te pretendiera, que no esperara nada mas de ti, que no podías aceptar salir conmigo, pues según tú, no querías engañarme, pues tu corazón le pertenecía a alguien más.

Fueron tantas veces las que te insistí por una oportunidad y siempre fue la misma respuesta. Siempre decías que no podías salir con nadie más porque tu relación anterior te había dejado completamente deshecha; y que a pesar de todo el daño que te había hecho ese hombre, tú lo seguías amando y esperando que un día las cosas volvieran a ser igual.

¿Igual? —Me preguntaba yo— O sea, ¿que te siga lástimando? Nunca lo entendí, pero bueno, sé respetar las decisiones ajenas.

Sin embargo quise ayudarte en lo posible para que te arrancaras del corazón ese dolor que te aquejaba el alma. Traté de cubrir con mi amor tus heridas para sanarlas, pues el Amor todo lo puede, pero tú constantemente lo rechazabas.

Te ofrecí todo de mí, quizás no era mucho, pero lo era todo. Te ofrecí mi tiempo, mi espacio, mi vida, mi amor, mis brazos para abrazarte, mis oídos para escucharte, mis labios para besarte, o sea, todos mis sentidos para amarte, pero todo lo rechazaste.

Ahora han pasado 13 años desde aquella última vez que nos vimos. Me dices que fuiste tan tonta por haber rechazado todo lo que hace tiempo te ofrecí.

Te veo un poco diferente, creo que en la vida no te ha ido del todo bien, tu semblante apagado me lo dice. Ya no veo ese brillo en tus ojos que te iluminaba el rostro joven y bello de aquellos años de preparatoria. Me dices que te casaste y te divorciaste, ni siquiera con el mismo, te casaste con otro hombre por despecho. Era un borracho, desobligado y machista, para variar un poco. Y por si eso no fuera suficiente, tuvieron dos hijos a los cuales no les da el apoyo económico que les corresponde.

Después de la separación me dices que al poco tiempo te juntaste con otro tipo, el cual te ofreció consuelo, pero por un poco tiempo, porque cuando le dijiste que estabas embarazada prefierió huir de la obligación dejándote a ti con la responsabilidad de tres hijos y el corazón mas deshecho que la primera vez que te conocí.

Lo siento mucho, amiga mía. Sé que uno es libre de tomar las decisiones que quiera, pero no es libre de los resultados que puedan surgir. Cuando tú decidiste decirme que ya no querías que te volviera a molestar, yo decidí continuar mi camino con la satisfacción de haber puesto todo lo que había de mi parte. Un gran sabio dijo: “Si ofreces un regalo y no te lo aceptan, el regalo sigue siendo tuyo”. En base a esa filosofía decidí que si yo te estaba regalando mi amor y tú no lo aceptaste, entonces el amor que yo te ofrecí seguía siendo mío. Con dignidad lo tomé conmigo y me prometí a mí mismo que ese mismo amor que a ti te ofrecí, se lo entregaría exclusivamente a la chica que me demostrara que también tenía lo mismo para entregarme.

Hoy, gracias a Dios, tengo una gran esposa que no cambiaría por nada del mundo, una pequeña princesa de 4 años y estoy esperando a mi príncipe que en dos meses vendrá a la vida a complementar mi hermosa familia, la bendición mas grande que me ha dado Dios.

Bueno, amiga, me dio mucho gusto saludarte, fue un gusto volver a tomarnos un café y charlar contigo, aunque las cosas sean tan diferentes de aquellos nuestros años de juventud. Tú sabes, Dios perdona, pero el tiempo no. Te dejo, voy de prisa porque tengo que acompañar a mi esposa a su cita de cuidado prenatal. ¡Adiós!

Tomado del libro: “Sentimientos Encontrados II”. Disponible en Amazon.

Búscame en mis redes sociales haciendo Click Aquí.

Chica-triste-mirando-hacia-un-lado-mientras-abraza-a-su-novio

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s