No Vivas De Apariencias

Viste vulgar y solo verán el vestido, viste elegante y verán a la mujer.

Coco Chanel”

Una frase que definitivamente no hay ni mucho que decir al respecto, pues se explica sola. Sin embargo, la he elegido precisamente por eso, por su forma tan sencilla de entender pero difícil de aplicar.

Vivimos en un mundo de apariencias, dónde nada es lo que parece. ¿Te imaginas a un árbol preocupándose por embellecer sus ramas en lugar de fortalecer sus raíces? En la primer tormenta sería arrancado de raíz de la tierra. ¿Verdad?

Sin embargo, por ahí vamos todos, tanto hombres como mujeres, mas preocupados por como nos ven los demás en lugar de ocuparnos de fortalecer nuestra alma. Gastamos tiempo, dinero y esfuerzo en comprar apariencias materiales, que finalmente se acaban pronto y hay que volver a invertir.

¿Alguna vez te has pregúntado quien eres en realidad? ¿Te has mirado al espejo y te lo has pregúntado? Si sí… ¿Cual ha sido tu respuesta? Si no… Te invito a que lo hagas.

Esa persona que ves en el espejo no eres tú, ese cuerpo que ves en el reflejo solamente es tu traje de astronauta que necesitas para vivir en este plano tridimensional del Planeta Tierra.

Deja te explico un poco mejor, un astronauta para ir a la luna tiene que llevar un traje especial para poder adaptarse a las condiciones del espacio, de otra forma no podrían sobrevivir. Tu cuerpo fisíco es el traje de astronauta en el que viaja tu alma, o sea, tu verdadero yo.

Tú eres tu alma, no tu cuerpo. ¿Entonces por qué estar tan preocupado por tu apariencia física? Ni que fueras a quedarte a vivir eternamente en este mundo. Recuerda que solo vamos de paso por esta vida física, pero nuestro destino final es espiritual. Es lo que llevas dentro de tu traje de astronauta lo que te define. Porque el día que te toque dejar este mundo, también dejarás tu cuerpo; ya no lo vas a necesitar de regreso a casa. No sé si me explico.

Ya sé que hay frases pueriles que dicen, por ejemplo: “Como te ven te tratan”, pero yo te digo que no se trata de como te ven, sino como te miras tú mismo, no al del espejo, sino dentro de tu corazón.

Si tú permites que la forma de tratarte de terceras personas influya en tu estado de ánimo, estás en graves problemas de autoconocimiento.

Bueno, tampoco quiero que se vaya a malinterpretar y piensen que estoy invitandote a descuidar tu cuerpo. El bienestar del cuerpo es necesario para que tu alma se encuentre en mejor estado emocional y espiritual. Más bien te invito a que no te dejes llevar por las apariencias, porque un vestido bonito no te dice nada de los sentimientos. El nivel de consciencia no lo define un traje de cientos, o quizás miles de dólares.

Si vas a invertir en ti, invierte en tu crecimiento personal. Y no hablo de inversiones de dinero, invierte tiempo y amor propio, pero sin llegar a la egolatría. Seguramente has escuchado esa frase popular que dice que inviertas dinero en tu mente y esta llenará tus bolsillos… Pues… Te lo dejo a tu consideración, pero mucho ojo con los lobos hambrientos en busca de ovejas perdidas.

Para terminar solo me queda decir que la apariencia física jamás podrá sustituir a la esencia misma de tu alma.

Queridos compañeros, les dejo una pregunta para que lo analicen muy profundamente. ¿A quien en verdad respetan las personas con las que interactúas en tu diario andar por la vida, a la persona que eres o al traje que vistes?

Carlos D’ Ortíz

cocochanel-750x500

Sígueme En Las Redes Sociales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s