Bendita Distancia

Yo no sé tú, pero desde que tocaste a la puerta del corazón, ya no te pude sacar de ahí.

Me pregunto… ¿Por qué pensar tanto en alguien que físicamente no conozco? Y ayer por fin encontré la respuesta. Y no es más que la correspondencia a todas mis plegarias de amor.

Siempre soñé encontrar a alguien que se fijara en lo que hay dentro de mí y no en lo externo. Qué me quisiera por lo que soy y no por lo que aparento.

Busqué a mí alrededor y nada. Comprendí que si nos conocimos a distancia, fue para antes poder conocernos interiormente e identificar primero nuestras almas.

La belleza se lleva dentro, y solo se pueden identificar dos personas con las mismas aptitudes; porqué para amar con el alma se requiere de aptitud en consignación con la actitud.

Busqué el amor verdadero, sincero y sin maquillajes. Y por fin he comprendido que en el universo no existen las distancias ni medianas ni grandes para dos almas que se buscan desde tiempos ancestrales.

Hoy doy gracias por haberte conocido de esta forma; porqué podrías haber sido mi vecina y nos hubiéramos conocido físicamente, pero tal vez nunca nos hubiéramos conocido cómo ahora nos conocemos, tan interiormente.

Bendita distancia, bendito internet, bendita seas tú por haber llegado a mi vida de esta forma tan difícil de creer, pero tan fácil de sentir.

No nos neguemos lo que los dos siempre buscamos, vivamos la experiencia de amarnos más allá de lo que los ojos puedan ver y deleitémonos el poder de amarnos más allá de lo que el corazón pueda sentir.

CD’ O

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s