Quiero Creer, Pero No Me Dejan

A veces quiero creer pero no me dejan…

Quiero creer en los amigos que dicen que siempre puedes contar con su apoyo, pero cuando los necesitas se encuentran muy ocupados para atender el llamado.

Quiero creer en aquellos que dicen estar enamorados de su pareja, pero en su corazón extrañan a alguno de sus exs o hablan a escondidas con alguien más.

Quiero creer en los noticieros que aseguran hablar con la verdad, pero cuando conoces personalmente a uno de los protagonistas de la nota te das cuenta del amarillismo que usan para atraer más televidentes aunque corrompan la verdad.

Quiero creer en los candidatos políticos que prometen un cambio a la comunidad, pero cuando menos lo esperas salen a luz sus vínculos con el crimen organizado.

Quiero creer en el pastor que dice que Dios va a transformar tu vida, pero con la condición de que te congregues a su iglesia, le des ofrendas y el diezmo.

Quiero creer en aquellos que hablan de vibraciones positivas, de leyes universales y de seres de luz espirituales, pero cuando los buscas te piden que les compres algún curso de superación personal valuados en cientos o miles de dólares.

Quiero creer en los cristianos que dicen amar a Cristo, pero nadie vive de la misma manera en que Él Gran Maestro nos enseñó.

En verdad quisiera creer… pero no me dejan. No me dan un buen motivo para creer.

¿Cómo puedes creer en el político que promete combatir la corrupción, pero te compra el voto?

¿Cómo puedes creer en quien dice que quiere ayudarte a encontrar el verdadero camino espiritual que te lleva hacia a Dios, pero te pide que le dones tus cosas materiales?

¿O en el que dice que guiará por el camino de la luz, pero quiere que le pagues cientos de dólares por cada clase de unas cuantas horas?

¿Acaso Jesús le cobró a sus discípulos para enseñarles el camino hacia el Reino de Dios?

Hasta el día de hoy no he tenido la fortuna de conocer a un verdadero cristiano. Uno que viva de la misma manera en que nos enseñó El Gran Maestro Jesús. Él no vivía en grandes templos rodeado de riquezas, Él vivía predicando la Buena Nueva del Reino de Dios caminando por todas las comunidades en sandalias.

Sin embargo creo en una Fuente Infinita De La Creación que a cada uno le da lo que le corresponde, según sus obras. Creo en el Verbo, que significa una palabra que sugiere una acción. El Verbo de Dios no solo es una palabra dicha, sino que al decirla se toma acción para darle energía, materia y movimiento a esa palabra.

Creo que todos los seres espirituales fuimos hechos a imagen y semejanza de la Fuente Infinita De La Creación, pues somos los únicos seres vivos que poseemos en don de la Palabra y el Libre Albedrío. Tanto los ángeles del cielo, cómo los seres humanos, porque así cómo es arriba, es abajo.

Creo que todos somos responsables de nuestro propio destino, y no podemos echarle la culpa a nadie de lo que nos pasa en la vida, ni siquiera a Dios ni al Diablo, pues por eso tenemos el derecho a elegir el camino que queramos tomar.

Hay cosas en las que creo porque me dan motivos para creer ellas, y cosas que quiero creer, pero no me dejan…

Es irónico escuchar a alguien decir palabras que no concuerdan con sus acciones. Ese no es el verdadero Verbo de Dios.

Definitivamente… Creo que la vida me ha hecho incrédulo a las palabras sin una acción que las fundamente.

~Del Libro: “SENTIMIENTOS ENCONTRADOS”.

CD’ O

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s