Bullying Familiar

Aunque la palabra «Bullying» se traduce literalmente al Español como «Acoso Escolar», el Bullying va más allá de todo eso. Así como hay «Acoso Escolar», hay «Acoso Laboral», «Acoso Psicólogo» y uno peor, el «Acoso Familiar».

Primero que nada voy a dar el contexto de la palabra «Bullying», que es cuando una persona intimida a otra para sacar un beneficio propio. Así lo explican en los diccionarios.

Pero, el Bullying se conoce más colectivamente cuando una o más personas se burlan y le hacen bromas pesadas a otra persona, incluso, pueden ser bromas que lleguen hasta el maltrato físico. En mi país se le dice: «Dar Carrilla».

Sin embargo, el Bullying Familiar es uno de los peores que puedan existir. Hace años platicaba con un amigo psicólogo y tocamos este tema. Me decía él que los niños que sufren de Bullying dentro de su entorno familiar cuando llegan a la edad adulta tienen muchas dificultades para establecer relaciones afectivas trascendentes. Miedos, inseguridades, baja autoestima y sumisión es con lo que llegan a la adultez. Es difícil creer que si en su familia se burlaban, lo maltrataban y faltaban al respeto, alguien que no es de su familia pueda hacerlo. En pocas palabras, fueron unos niños sin amor. Y el niño interior quedó por dentro deprimido e incapaz de confiar en alguien más, porque se supone que sus seres queridos, quienes le tenían que dar todo el amor y la protección que necesita un infante, se la negaron y en cambio le dieron miedos e inseguridades.

Pero el Bullying Familiar no se da tan sólo en la niñez, también se da ya en la edad adulta, entre padres, hijos, hermanos, primos o tíos. En todas las familias siempre habrá alguien a quien le cargan más la mano. Carrilla es Carrilla, no importa la edad, pero si viene de tu propia sangre, duele aún más que de cualquier otra persona.

Si eres de las personas que se afanan de ser «carrilleros» nada más por burlarse de la gente, sobretodo si es familiar, no te molestes cuando enfades a tu víctima y te conteste como realmente mereces. Porque sí, cuando te diga tus verdades es que realmente te lo mereces, incluso, hasta un golpe.

Y no vayas a salir conque es una broma y no aguantas nada, primero chingas y después quieres tomarlo como un juego. Así no son las cosas.

El Bullying es Bullying, de parte de quien sea y a la edad que sea y aquí las cosas se dicen como son. ¿Y por qué hacerlo a quien se supone que amas, o sea, a un ser querido? De otra gente se puede esperar, ¿pero de un familiar?

¿Y qué es lo que pasa en estos casos? Que unos niños cuando lleguen a la edad adulta se conviertan en sumisos y otros en maltratadores porque es lo que aprendieron en casa.

Ponle un ALTO AL BULLYING, ya sea que a ti te encante burlarte de los demás o permitas que en tu entorno se practique el hostigamiento. O la carrilla, como decimos en México.

Y si eres de los maltratados, enfrenta con valor a tus acosadores. Dice un dicho que: «El valiente vive hasta que el cobarde quiere». Ya no seas cobarde y cállales la boca con unas cuantas verdades y verás que jamás te vuelven a molestar.

Fomentemos el Respeto y la Empatía, no la Violencia Intrafamiliar.

Las Cosas Como Son – Episodio 2

Carlos D’ Ortíz

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s