Decide Tu Destino

Me he dado cuenta que, incluso, las personas que dicen que todo está predestinado y que no podemos hacer nada para cambiar nuestro destino, igual miran antes de cruzar la calle”.

Stephen Hawking

Ha muerto una de las leyendas más grande de la Astronomía, considerado un genio, Hawking, nos deja esta frase muy reflexiva en cuanto al destino.

Muchos aseguran que el destino ya está escrito, pero si así fuera, ¿qué caso tendría esforzarce día a día por ser mejor o tener algo mejor? Si el destino ya está escrito, cómo muchos aseguran, no tendría caso el esfuerzo, a final de cuentas no hay nada que puedas cambiar cuando ya todo está dicho.

¡Claro que todos pueden cambiar su destino! ¿Has escuchado hablar del Efecto Mariposa? Si no, te invito a que lo averigües. Hay mucha información al respecto en internet. Esto sugiere que cada pequeña decisión que tomamos puede cambiar el resto de tu vida. Una pequeña palabra como un “Sí” o un “No” pueden hacer una gran diferencia en tu destino.

El día que le dijiste “Sí” a tu primer amor, por ejemplo. ¿Lo recuerdas? ¿Cómo te cambió la vida? ¿Para bien o para mal? O el día que decidiste “No” continuar en aquel trabajo que no te gustaba. ¿Cómo te fue después?

En la doctrina musulmana existe la palabra “Maktub”, que significa: “estaba escrito”. Esta garantiza que ya todo está predestinado. Sin embargo cabe hacer la aclaración de que y que cosas aplican a esta supuesta ley divina. Vamos a poner por ejemplo que tú te tienes que encontrar en la vida con alguien especial, tu alma gemela, por ejemplo, de que te la vas a encontrar, la vas a encontrar, sin embargo, el proceso del reencuentro está en las manos de ambos, pues depende de su nivel de evolutivo de consciencia para encontrarse. Si tú no has puesto de tu parte para que eso suceda y te dedicas a vivir la vida loca, como decimos, va a ser difícil que llegue pronto el reencuentro. Igual para la otra persona. Puede ser que ya se hayan encontrado, pero si aun no están preparados, tampoco se van a reconocer. Reitero, está escrito que se van a encontrar, pero el proceso depende de ustedes.

Si acaso tienes que encontrar a alguien que te hará pagar algún Karma pendiente, pase lo que pase lo vas a encontrar, pero tu decides el proceso. Incluso, si ya eres consciente de que tienes que pagar deudas pendientes con la vida, puedes también negociar con esta la forma en que tengas que pagar esa Ley de Causa y Efecto. Sí, tal como lo estás leyendo. Puedes negociar con la vida para que ya no te cobre con dolores físicos o emocionales tus deudas, sino con obras buenas. Haz obras caritativas, da donaciones, visita a los enfermos, dale de comer al hambriento, que sé yo… De esta forma ya estás cambiando tu destino que se esperaba ser cruel, por un mejor destino.

Entonces, pues, tú puedes hacer uso de tu libre derecho a elegir la vida que quieras vivir, ni Dios, ni el Diablo, ni ninguna deidad ajena a ti puede decidir el proceso hacia tu destino final.

Piénsalo por un momento… ¿De que te serviría que El Creador te haya dado el Libre Albedrío si ya todo está escrito? ¡Irónico! ¿No? Sólo es cuestión de usar la Lógica Elemental.

Carlos D’ Ortíz

Sígueme En Las Redes Sociales

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s